Mi hijo no quiere tomar leche


Tenemos los lácteos como un grupo de alimentos de máxima prioridad. Y aunque sí es verdad que es un grupo de alimentos muy completo, no hay nada que sea absolutamente esencial en la dieta.


La alimentación debe ser variada y equilibrada, basada en alimentos y adaptada a cada individuo, pero la fuente de esos nutrientes es indiferente.

Es decir, si no tomo lácteos, debo sustituirlos por otros alimentos que me aporte calcio y proteínas


Debemos respetar si a un niño no le gusta la leche, o cualquier otro tipo de alimento


Es lícito (y debemos respetar) si algún alimento no le gusta a nuestros hijos. Al igual que no pasa a los adultos, a los niños no les gusta todo. Pero eso no significa que no lo coma y ya está, si a nuestro hijo o hija no le gusta la leche debemos buscar otros alimentos que aporten los nutrientes que no toma con la leche.


Pero sobre todo, lo primordial, es no obligar. Hay muchas cosas que se pueden desayunar, como tostadas, fruta y hasta tortilla. En el taller de desayunos, almuerzos y meriendas que estamos preparando, te daremos un montón de ideas y de herramientas.


Y entonces, ¿qué pasa con el calcio? Bueno, hay otras fuentes de alimentos ricos en calcio, como ves en esta infografía.


Es posible también que no le guste beber leche, pero si le gusten los yogures o el queso, con lo que no habría ningún problema. Es importante que no le pongamos 3 cucharadas de colacao más 2 de azúcar "con tal de que se beba la leche", para eso, casi mejor que se vaya en ayunas al cole... o que los yogures que ofrezcas no vayan con un kilo de azúcar.


En mi casa, mi hijo mayor, no quiere leche, ni prácticamente ningún tipo de lácteo (tan sólo determinados tipos de queso de sabor muy suave), con lo que desayuna fruta, tostadas con tahín o yogur vegetal (o a veces de vaca, según como se levante) con copos de avena, fruta desecada y sésamo. Sí es verdad que yo le pongo sésamo a todo lo que puedo (tostadas, yogures, ensaladas, cremas...) porque se lo come bien y es una buena fuente de calcio.


Trato de ofrecer varias alternativas para el desayuno, porque no siempre le apetece desayunar lo mismo (igual que me pasa a mí) y nunca le obligo a tomar nada que no quiera. A veces incluso, no quiere desayunar, y no pasa nada, en este post te explico qué pasa si mi hijo no quiere desayunar.

Lo importante es ofrecer comida (y no comestibles), dar alternativas y no obligar nunca. Bajo ningún concepto.

Si necesitas ideas, o herramientas para que tu hijo coma, o quieres cambiar hábitos pero no sabes cómo empezar, contrata una consulta, podemos ayudarte.

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Quieres estar al día de todas

nuestras novedades?

Artículos, consejos nutricionales, talleres, ofertas, actividades... ¡Suscríbete a nuestro boletín!

© 2019 creado por Deli para Ranas y Renacuajos

Deli García / 653542025 / ranasyrenacuajos@gmail.com
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • icono-whtatsapp-blanco_edited