top of page

Estoy embarazada ¿Tengo que comer por dos?


Esto de comer por dos es una creencia muy extendida (yo diría que demasiado) y es absolutamente falsa.


No hay que comer por dos, en todo caso para dos.


Si es cierto que hay un aumento de necesidades en determinados nutrientes, como puede ser el ácido fólico, el hierro o el calcio, entre otros, pero no hay que aumentar por dos la ingesta de calorías.


Explico, si antes necesitaba 200kcal/día, ahora no necesito 4000 ni muchísimo menos.

Si hay un ligero aumento de calorías, sobre todo en el tercer trimestre, donde podemos aumentar 300-500kcal/día.


Como siempre digo, la clave está en personalizar, ya que lo que tus necesidades no son las mismas que las necesidades de tu amiga embarazada.


Me parece mucho más importante (y que se explica muy de pasada) todo lo relacionado con seguridad e higiene alimentaria, así como los alimentos que pueden ser peligrosos en esta etapa.

Durante el embarazo debemos comer saludable, que sé que es algo que digo cada semana, pero durante el embarazo tiene doble importancia, porque tienes que nutrirte tú y formar un ser vivo desde cero. Si yo uso tierra para hacer una casa, pues no va a tener la misma fortaleza que si uso cemento, ¿verdad? pues con nuestro bebé pasa lo mismo, si tenemos una buena materia prima para trabajar, pues mucho mejor.


Además en muchos casos el problema no es tanto que al bebé le pase algo (la naturaleza es muy sabia), sino en que la madre tena alguna carencia. Estoy segura que conoces a alguna mujer que ha perdido una pieza dental durante el embarazo, o con problemas óseos. Estos problemas son debidos a que nuestro organismo extrae los nutrientes de donde sea para crear este nuevo bebé de la mejor manera posible, pero las consecuencias de eso, podemos sufrirlas durante el resto de nuestra vida.


Po otro lado, está demostrado que los sabores de lo que come la madre, pasan a la placenta, con lo que ya desde el vientre podemos ir educando a nuestro bebé en sabores naturales saludables. Es muy común que los bebés tengan los mismos gustos que la madre, precisamente debido a esto.


Si tienes dudas, reserva una consulta, y podremos explicarte bien cuáles son los cambios que se están produciendo en tu cuerpo (y os que están por venir), qué alimentos pueden ser peligrosos, así como qué medidas de seguridad e higiene alimentaria debes adecuar a esta nueva etapa.



Recuerda que no estás sola, en Ranas y Renacuajos tenemos el servicio que se adapta mejor a ti, pídenos información si lo necesitas.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page