top of page

Conservación del pescado fresco y congelado


Reconociendo un buen pescado fresco:

  • Los ojos del pescado fresco tienen que ser brillantes, transparentes y abultados con la pupila negra brillante.

  • La piel debe tener un color vivo, debe ser lisa, brillante y difícil de separar de la carne.

  • Las agallas deben tener un color rojo y un aspecto limpio brillante y sin mucosidades.

  • El pescado fresco debe tener un olor fresco a mar.

  • Las escamas del pescado han de estar unidas y adheridas a la piel.

  • En el pescado fresco, la carne es dura.

  • La mucosidad cutánea debe ser acuosa y transparente.

Cómo conservar el pescado fresco:

  • Para no romper la cadena del frío, es muy importante que el pescado se mantenga lo más fresco posible desde que lo adquirimos hasta que llegamos a casa. Por eso, la compra del pescado hay que hacerlo lo último para que se mantenga lo más fresco posible desde el supermercado a nuestra casa.

  • Es necesario que limpiemos el pescado antes de proceder a su conservación. Hay que quitarle la cola y la cabeza así como eliminar las espinas y desangrar bien el pescado. De esta forma disminuiremos la velocidad de descomposición. Recuerda eviscerarlo y lavarlo bien bajo un chorro de agua fría para que quede completamente limpio.

  • Para conservar el pescado fresco en la nevera, primero hay que envolverlo en un trapo humedecido, con la intención de que no acabe por resecarse dentro del frigorífico. También se puede envolver en plástico pero es importante que se le hagan algunos agujeros. Pondremos el pescado en el lugar más fresco de la nevera y que la temperatura esté entre 0 y 4 grados centígrados. Si todos los pasos están bien hechos, el pescado así podrá conservarse durante 2-3 días.

Cómo conservar del pescado congelado:

  • El pescado congelado debe estar en una bandeja apta para el congelador y envuelto en papel film.

  • Conviene congelar el pescado en diferentes bandejas o paquetes, según el tipo de pescado, para que no se mezclen los sabores. Es recomendable empaquetar los pescados, ya que, así solo descongelamos los que vayamos a consumir.

  • Si vamos a consumir pescado congelado y queremos que conserve todo sus sabor, lo ideal es descongelarlo a temperatura ambiente. Para ello, hay que descongelar la pieza o piezas 24h antes de consumirlas. Y si es posible descongelarla en la parte más fría de la nevera, para que el pescado sea más natural y mantenga todas sus propiedades.

  • Una vez que el pescado lo hayamos descongelado en la nevera y esté apto para su consumo, podremos lavarlo y quitarle las vísceras antes de cocinarlo.

182 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page